Decoración y sexualidad

Decoración y sexualidad

Imaginemos por un momento que el tipo de decoración que tenemos en nuestro dormitorio influyera positiva o negativamente en nuestro apetito sexual y, por ende, en nuestra vida íntima. Si expertos de todo el mundo estuvieran de acuerdo en dicha afirmación, probablemente más de la mitad de la población se pondría manos a la obra para redecorar sus dormitorios, el problema es que, por ahora, no son todos los expertos lo que opinan así, aunque sí muchos, y debido a ello cada vez son más lo que alzan la voz.

El arquitecto de la sexualidad

Por lo visto es cosa del Feng Shui, pero ese arte ancestral a muy pocos nos interesa, lo que realmente puede llamar nuestra atención es la idea de la decoración y el espacio como elemento potenciador o inhibidor de la líbido, el deseo y hasta la lujuria.

El arquitecto Rintaro Kikuchi, un japonés al que le preocupa mucho la vida sexual de sus compatriotas, ha diseñado un apartamento pensado, especialmente, para incrementar la libido de sus dueños. Según el arquitecto, los apartamentos actuales, pequeños, estrechos y con poca luz natural, son deprimentes y oscuros, lo que no contribuye a que los residentes tengan un estado anímico positivo en el que sea posible tener un buen apetito sexual. Según Kikuchi, en esos hogares no hay felicidad así que ¿Cómo va a haber intimidad?

Por el contrario, su diseño es un espacio grande, amplio, con grandes ventanales y paredes claras que claman amplitud en todo sus poros. Claro que hay que comprender que no todos podemos permitirnos un apartamento de esas características así que… ¿Qué podemos hacer para que nuestra habitación siga esas bases del feng shui en decoración sin tener que mudarnos de vivienda? Los muebles claros, la decoración elegante y los tonos neutros son las mejores armas contra los espacios pequeños, además de ser ordenado y organizado por supuesto.

Para empezar, puede que ya vaya siendo hora de cambiar ese mobiliario oscuro que todos hemos tenido alguna vez en el cuarto. Puede que antes ese tono nogal estuviera de moda pero ahora, además de no ser tendencia, puede ser el culpable de que nuestro dormitorio parezca aún más pequeño de lo que es. Los muebles blancos, que ahora están muy de moda, son una opción, pero no necesariamente ha de ser la única. Hay combinaciones de mobiliario en tonos pino claro, abedul e incluso tonos pastelees que son una maravilla. En Muebles Sáez disponen de un amplio catálogo de muebles modernos que pueden combinarse entre sí y que son una buena opción para hacernos una idea de lo que está ahora de moda y de la decoración a la que nos referimos en este artículo.

Tampoco debemos descuidar la ambientación ya que sería un error pensar que sólo por tener una espacio amplio y con luz se nos va a incrementar el apetito sexual de manera exagerada. Hay que tener claro que también puede resultar un error utilizar mobiliario blanco sobre paredes blancas y con poca decoración, pues entonces el dormitorio carecería de personalidad y se convertiría en una estancia fría e inhóspita. Para evitar esto podemos pintar las paredes de un tono claro pero con cierta personalidad como el gris perla, el crema e incluso los verdes pasteles, que también pueden ser una buena opción. También tenemos que tener muy presente los elementos colgantes, ya sean cuadros, estanterías o fotografías. En El Quatre nos dan la oportunidad de comprar obras de arte online sin movernos de casa, viendo la imagen a través de la red y decidiendo si nos combina con el resto de la decoración o no antes de seguir con la compra.

Tampoco es mala idea pensar en el aseo como una habitación donde también se puede dar rienda suelta a la lujuria y, por eso, este arquitecto japonés propone baños tipo spa con bañeras amplias además de duchas en las que caben, cómodamente, dos personas.

Será cuestión de ir pensando en hacer una reforma ¿no?