Los masajes en pareja

Los masajes en pareja

¿Quién no disfruta de un buen masaje terapéutico de manos expertas? Probablemente cualquiera de nosotros saldría como nuevo de un centro de masajes profesionales. Hay días en los que no viene nada mal desconectar un poco del mundo que nos rodea, el trabajo, la familia e incluso de los amigos pesados, y dejar de pensar por una vez, concentrándonos solo en sentir cómo nuestro cuerpo se va relajando. Lo malo es que, normalmente, luego vamos medio dormidos lo que queda de día.

Este tipo de centro intenta que te relajes al máximo y salgas sin estrés, siendo otra persona, y yo, además de sin estrés, salgo como un zombi de lo feliz que me siento. El problema es que, por regla general, esto es algo de lo que no se suele disfrutar en pareja y cuando llegas a casa y te encuentras con él, o ella, estresado, yendo de un lado para otro como gallina sin cabeza y aleteando los brazos sin parar, el estrés invade de nuevo tu cuerpo en cuestión de segundos.

Por eso, mi último objetivo, fue encontrar un centro de masajes donde atendieran a parejas y dieran un masaje de buena calidad y lo conseguí en este centro de masajes en Elche. Es muy agradable vivir esta experiencia en conjunto porque tiene una serie de beneficios añadidos:

  1. Al disipar tensiones y preocupaciones aumenta la calidad del tiempo en pareja, reduciendo discusiones y mal estar provocados por el stress.
  2. Mejora y promueve la comunicación no verbal en la pareja.
  3. Aumenta la conexión emocional y corporal entre la pareja.
  4. Aporta un mayor conocimiento sobre las zonas sensibles y erógenas de la pareja.
  5. Mejora el apetito sexual.

Ha sido un buen hallazgo el que he hecho porque normalmente los masajes para parejas se proporcionan en hoteles, balnearios o salones spa, lo que encarece bastante el precio, y en Masajes + es mucho más económico.

Para una sesión de pareja, la terapia de masaje se emplea con propósitos de relajación (cabe notar la diferencia con los masajes para curar un desgarro muscular, por ejemplo). El masaje sueco, la forma más común de pasaje según la American Massahe Therapy Association, se utiliza a menudo por parejas por sus efectos relajantes. Healing Lifestyles informa de que las formas menos tradicionales de masaje como el Shiatsu con agua, o “watsu”, se pueden utilizar también en este tipo de sesiones.

Pero además:

  • Estabilizan la presión arterial y ayudan a mejorar la circulación
  • Promueven la respiración profunda y la estabilización de la frecuencia cardíaca
  • Y reducen la secreción de la hormona del estrés

También tiene un poder sensual muy fuerte que estimula a ambos miembros de la pareja. De hecho, si no puedes acudir a un centro especializado, no estaría de más que optaras por daros este masaje mutuamente. Con ello os daréis más tiempo y espacio de intimidad porque el masaje siempre implica compartir, ya que cualquiera de los dos se está comunicando íntimamente con el otro e incluso intercambiando energía.