Cómo vestir si vas de Invitada a una Boda Informal

Cómo vestir si vas de Invitada a una Boda Informal

Hace un par de meses me tocó ir asistir a una boda informal, si bien parece mucho más fácil a la hora de elegir vestido que la típica boda de toda la vida, lo cierto es que también me llevó algún que otro quebradero de cabeza.

Y es que si para ir a la clásica boda con ritual eclesiástico de por medio suele existir una estricta etiqueta que debemos cumplir el hecho de no tener ningún tipo de protocolo no me dejaba las cosas más fáciles.

A diferencia de lo que pueda parecer el hecho de que la etiqueta, en sí misma consista precisamente en prohibir roda formalidad también puede dejarnos a las invitadas un poco descarriadas a la hora de elegir el look más adecuado.

De hecho, cuando vas a una boda que sigue un protocolo más estricto, en parte, medio trabajo está hecho porque deja menos espacio para la creatividad y la imaginación. En este tipo de bodas el blanco está vetado, por supuesto, pero además hay que tener cuidado con el tamaño de los tocados, las lentejuelas y los detalles brillantes que debemos de combinar con mesura.

Y es que, aunque algo puede arriesgarse, nunca debemos de olvidarnos de seguir este pequeño código de buenas maneras para no dar el cante. Por lo general, lo mejor es encontrar el punto medio entre tradición y modernidad y no tener miedo a equivocarse. Si bien, la libertad de una boda informal da mucho más campo al juego, a la creatividad y a arriesgar sin miedo al qué dirán.

Lo que debemos saber, para empezar, es que podemos no renunciar a ir con mucho estilo al tiempo que elegimos prendas relajadas que son igualmente válidas. Desde pantalones palazo, shorts, monos, mini vestidos plisados… las posibilidades son tan variadas que lo mejor es disfrutar del proceso y elegir el look con el que nos sintamos más a gusto y que exprese mejor nuestra personalidad.

Por otra parte, el look elegido también suele ir en consonancia con la cercanía que tengamos con los novios. En mi caso, la novia era mi prima, así que me sentía con mucha confianza para probar aquello que más me pudiera apetecer.

Ideas para un Look perfecto de Invitada a una Boda informal

Son muchas las posibilidades a la hora de ir estupenda a una boda informal. Recuerdo que a mí me costó decidirme por el look final, ya que dudaba entre diferentes opciones.

Por un lado, estaban opciones como combinar una camisa blanca como símbolo de elegancia y sofisticación con trajes de dos piezas de un mismo estampado, chaquetas combinadas con bermudas, vestido camisero y la mezcla de tejidos.

Como se trataba de una boda de día y veraniega quería llevar colores vivos, como el amarillo brillante, aunque también me gustaban los colores pastel. Si bien, los tonos pastel son más adecuados para una boda en otoño o en invierno. Por otra parte, la elección del color es importante, ya que la luminosidad de las telas dará ese toque tan elegante al tiempo que informal.

Otra de mis opciones favoritas era la de llevar una falda divertida, como las faldas midi muy típicas del estilo lady y que Audrey Hepburn popularizó a juego con sus bailarinas. Estas faltas están muy de modo con su alto hasta la cintura estilizando mucho la figura. Aunque también me gustaban mucho las faldas de lentejuelas combinada con una camisa vaquera.

Al final me decanté por la falda midi y unos zapatos de tacón, un tacón coqueto pero no muy alto, ya que quería ir cómoda y preparada para bailar.

Una vez que tenía claro el look que quería, encontrarlo fue casi lo más sencillo, y es que teniendo una buena amiga con una tienda de moda de mujer online lo tenía más que fácil. Mi amiga conseguía muchas de sus prendas en HGG, un mayorista de moda que no para de renovar sus colecciones con las últimas tendencias en ropa de mujer.

Se trata de colecciones que visten a la mujer actual, moderna y cosmopolita con una personalidad que manifiesta en cada outfit diario, desde los más elegantes hasta los más cotidianos.

Con la facilidad de la venta online el pedido me llegó en cuestión de días una preciosa falda midi con una camisa blanca de lo más elegante a juego con unas sandalias de tacón. Un look que despertó más de un suspiro y con el que disfrute de una boda informal de ensueño.