Ventajas de un catering para tu boda

tarta boda

La contratación de un servicio de catering para una boda es una opción original, diferente y que aporta muchas ventajas de las que podemos sacar provecho.

En primer lugar, nos permite mayor flexibilidad a la hora de elegir local o espacio donde servir la comida, ya que la empresa de catering puede desplazarse con todo su mobiliario necesario al lugar que le indiquemos, ya sea un local en Madrid, una playa de Alicante o el jardín de nuestro propio domicilio.

Suele tratarse de un menú más económico, por contener menor cantidad de comida, pero con más variedad de platos muy originales y elaborados (además, si el lugar donde lo celebramos es gratuito, el ahorro será considerable), con una innovadora presentación en porciones. Se puede optar por intercalar cocina tradicional con degustaciones más exóticas de la cocina étnica de cualquier parte del mundo. Los invitados con un paladar sibarita degustarán esta comida como un divertido ir y venir de platos con sabores y texturas nuevas e interesantes. Al contar con tantos platos, la comida será muy variada y podréis contentar a todos los invitados.

El servicio de catering puede incluir también la elección en el estilo del montaje (bufé, barras, cóctel, emplatados…), mobiliario y decoración (alfombras, lámparas, cristalería…) que crearán el ambiente que deseáis totalmente personalizado.

Adicionalmente a la comida, el servicio de catering permite mayor libertad de movimientos a los invitados, por lo que pueden relacionarse con unos y con otros sin limitarse a los de su propia mesa. También los invitados pueden aprovechar la circunstancia para presentar invitados entre sí y ejercer más de anfitriones, variando de grupos y conversación como un asistente más. Es un ambiente más íntimo e informal que invita a charlar.

Consideraciones a tener en cuenta:

–          Dónde van a colocarse los invitados. Estos pueden estar libremente por el espacio, pero hemos de pensar si van a estar de pie o sentados, y asegurarse de que existen zonas de descanso con sillones, sillas y sofás, sobre todo pensando en las personas mayores y embarazadas.

–          Los niños también deben tener su espacio. Si bien un catering es un formato mucho más divertido para ellos, ay que no se les obliga a estar sentados mucho rato, hay que evitar que correteen molestando a los invitados y, sobre todo, a los camareros que están sirviendo. Contratar algún servicio de animador de juegos o atracciones hinchables los tendrá apartados de la zona de peligro.

–          En este tipo de cócteles la gente suele beber más (debido a una menor ingesta de comida), por lo que hay que procurar evitar que se acabe la comida antes de que la gente termine de beber.

–          La cantidad de camareros debe ser adecuada al número de invitados. No es conveniente que intentemos ahorrar en este punto, ya que podemos correr el riesgo de que algunos invitados se queden con hambre.

–          Debemos disponer una mesa larga donde los invitados puedan proveerse de platos, cubiertos y servilletas, si los necesitan, con un espacio para apilar y desechar los que ya no utilicen.

Articulos populares

Categorias

Siguenos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Tags