La dentadura también tiene influencia en el sexo

La dentadura también tiene influencia en el sexo

La mayoría de las veces pensamos en el “que ponerse” o “como peinarse”, pero resulta que muchas veces lo que importa es el aspecto de tus dientes. Aunque es algo que no se dice de normal, son sorprendentes los efectos que puede tener una buena dentadura y vamos a contártelo:

Vas a dejar huella

Seguro que te van a recordar más fácilmente, si tienes una cita con alguien por vez primera y tienes unos dientes correctamente alineados, desde luego que podrá ayudarte a superar esos primeros momentos de una manera más rápida.

En encuestas de especialistas como Kelton Research, se deja claro que la sonrisa es lo primero en lo que se fijan casi la mitad de las personas encuestadas y una de las características que quedan más tiempo en la memoria de la otra persona. Un estudio realizado en Reino Unido ha revelado que las sonrisas blancas y los dientes que se encuentran espaciados de manera uniforme son muy atractivos para la gente.

En muchos países una boca sana y que esté bien cuidada puntúa más que tener una cara bonita, ojos o la altura, que es una cualidad que valoran las mujeres más.

Es algo que de forma inconsciente te hace ganar puntos y puede que te pongas delante de muchos musculitos y guaperas. En muchos estudios se ha llegado a la conclusión que tener una buena dentadura se suele asociar con tener buena salud, lo que da lugar a la percepción de que es un tipo de superioridad genética que te puede permitir conseguir una mejor pareja.

Las personas que tienen mejores sonrisas tienen más fácil el conseguir citas, un 57 por ciento más que las personas que tienen los dientes torcidos según un estudio de Kelton Research. Esto no acaba aquí, ya que tus dientes pueden hacer que la otra persona no quiera tener una segunda cita.

Hace que parezcas mejor en la cama

Existe un vínculo entre la higiene bucal y el rendimiento de tipo sexual, un estudio de Israel lo ha relacionado con la disfunción eréctil.

En mi caso decidí ponerle remedio y acudí a clinicadentalolivares, donde me dejaron la boca como nueva, unos meses entre unos arreglos y otros. Lo bueno es que además de ligar más, mi salud ha mejorado y eso es algo tanto o más importante.

Mi caso era el de una persona divorciada que intenta rehacer su vida y conocer a una mujer con la que ilusionarse, pero claro, mi fui abandonando y también a nivel dental, por lo que llevaba sin ir a un dentista desde la última glaciación.

Lo cierto es que ahora voy a bailar o hasta hablando con clientas en el banco y no veas si se nota el cambio, ahora hasta alguna conocida que antes me miraba de aquella manera está más simpática de lo habitual, algo que no es casualidad precisamente.

Os aconsejo que si notáis que tenéis ese problema le pongáis solución, así matas dos pájaros de un tiro, en el campo sexual y en el más importante: la propia salud.