Las prácticas sexuales que no debemos hacer en verano

Las prácticas sexuales que no debemos hacer en verano

El verano tiene sus cosas buenas y cosas malas. Es cierto que es una época que anima a conocer gente nueva, a poder tener aventuras de verano o simples rollos en una discoteca. Pero también es cierto que el exceso de calor provoca que no siempre te apetezca tener sexo con otra persona. Por eso, hoy os queremos dar consejos sobre las prácticas sexuales que no debemos hacer en verano. Son simples recomendaciones, luego cada uno puede hacer lo que quiera.

Como te decíamos, el buen tiempo, las vacaciones y la mayor vida social hace que nos encontremos mejor y con ganas de conocer gente nueva o incluso nos desinhibamos más con nuestro chico. Está comprobado que el exceso de calor provoca un aumento de los niveles de testosterona, melatonina y endorfinas, y eso se traduce en mayor número de prácticas sexuales durante la época estival. Sin embargo te queremos dar una serie de consejos si vas a realizar sexo en verano.

Nada de sexo en el agua

Seguro que dentro de tus fantasías sexuales se encuentra la de tener sexo en una piscina o en la playa. Sin embargo, lejos de los que muchos puedas creer, la vagina se reseca al contacto con el agua y las relaciones pueden ser dolorosas. Además, el contacto de nuestras partes íntimas con el cloro o la sal puede hacer que se nos irriten y resultar bastante desagradable. Nosotros te recomendamos que apuestes más por juegos eróticos que por sexo puro y duro.

Usa siempre protección

En ocasiones nos dejemos llevar por el deseo pero nunca hasta tal punto de no usar protección. Desgraciadamente las estadísticas dicen que en los últimos años está aumentando las enfermedades de transmisión sexual por no usar precaución. Y es que, un momento agradable puede acarrear terribles consecuencias para el resto de tu vida si coges una enfermedad de transmisión sexual grave como el sida. Hay que asegurar la salud ante todo.

Y hablando de precaución. El calor y las rozaduras puede provocar que el preservativo se deteriore o rompa y que en la relación sexual no sea seguro. Por eso te recomendamos que los guarde siempre en un sitio fresco, y si te pilla de sorpresa, siempre encontrarás una farmacia cerca. Ya os decimos que son muchas las enfermedades y los problemas que pueden surgir por no tener unas relaciones adecuadas.  Existen ciertas prácticas sexuales que todos debemos conocer y evitar en verano para no poner en riesgo nuestra salud.

El sudor

En muchas ocasiones nos puede dar apuro que nuestro chico nos vea sudar, pero al contrario. Mientras sudamos, liberamos hormonas que atraen a nuestra pareja y el ambiente erótico aumenta. Eso está certificado por muchos estudios. Yo siempre recuerdo una anécdota que tuve con mi chica. Estábamos en casa y nunca queríamos hacer el amor porque según ella, hacía mucho calor. Así que tuve la solución al momento: comprar un aire acondicionado. Poníamos a una temperatura adecuada para no sudar mucho, eso sí, tampoco que eso fuera el polo norte. Por suerte nos vino muy bien porque comenzamos a hacer el amor más frecuentemente.

Sexo al aire libre

Nunca. Normalmente a nadie nos gustaría ser descubiertos en un momento íntimo, por eso te recomendamos que no siempre te dejes llevar por el momento y te pares a pensar las cosas. Aunque es cierto que a muchas veces le da morbo, nosotros no lo recomendamos. En segundo lugar, si habéis escogido un lugar al aire libre, mira siempre que no haya nidos de insectos o plantas venenosas o que pinchen para evitar los sarpullidos, no es nada agradable, y menos en un cuerpo desnudo. Así que mucho ojo con el calentón.

Cuidado con la cistitis

Con las altas temperaturas, el riesgo de cistitis es mucho mayor. El hecho de practicar sexo más a menudo nos expone a que podamos contraer cistitis, pues durante el acto se produce un intercambio de bacterias entre los dos. Los expertos recomiendan hacer pis siempre que se acaben las relaciones sexuales.

Con todo esto no queremos ser puritanos, pero es cierto que es normal que en verano queramos hacer del sexo algo más picante. Pero siempre hay que tener mucho cuidado, hay que cuidar al máximo nuestra salud y la de nuestro chico. Así que el lema sería “hazlo pero con cabeza”.  Esperemos que este verano sea muy pasional y que todos lo pasemos muy bien.