Los fetichismos más raros en el sexo

Los fetichismos más raros en el sexo

Se suele decir que cada persona es un mundo con sus manías. A algunos les gusta colocar todo, a otros les gusta echarse dos cucharadas de azúcar en el café u otros siempre bajan el volumen de la radio cuando van a aparcar. Pues bien, en el sexo también hay gustos de este tipo. Es lo que se suele llamar fetichismo. Para algunos se trata de una conducta desviada en los gustos sexuales, para otros es solo cuestión de dar morbo y ponerle un poco de chispa a la relación. El debate está abierto.

Lo que está claro es que esto del fetichismo es todo un mundo. Vamos a hacer un repaso a los gustos más habituales y a los más raros que podemos encontrar.

Cómo te gusta hacerlo

  • Mucha gente tiene metidos en su cabeza los zapatos de tacón. De esos de punta larga. Es un fetiche que da mucha conversación en los bares cuando estás ligando con una chica, al menos hasta que detecten que es tu única conversación y empiecen a torcer el morro. Como es natural.
  • Otra que es un clásico son los píes. Ahora bien, si te gusta este fetiche, hazte perfil en Instagram porque te vas a poner las botas. Y seguimos con clásicos, como es de las máscaras. Aquí las hay de todos tipos. Está los más renacentistas que apuestan por las de Venecia, los más salvajes que quieren máscaras de tribus africanas, o los más deportistas, que quieren las de lucha libre mexicana. Si la usa ella, déjala que sea quien quiera, que seguro que tiene algo en la cabeza, y te lo vas a pasar muy bien.
  • Esto no suele ser muy normal, y si lo es, creo que hay un problema. Aunque suene un poco raro, hay gente que le gusta que su pareja se ponga ropa interior de abuela. Vamos lo que viene a ser gerontofilia. No sabemos si en el subconsciente habrá algún deseo no cumplido con tu abuela del pueblo.
  • Si por el contrario a tú pareja le pone hacerte el amor con el reloj puesto, pues entonces te recomiendo que te pongas entres en la web de mvjoyeros.es, porque aquí vas a encontrar un montón de modelos de todas las marcas y precios. Esperemos que no sea para medir cuanto tardas, y menos ahora que cada vez hay más hombres que sufren de eyaculación precoz.
  • Si estás saliendo o has ligado con un friky, piensa lo peor. Aunque es muy probable que quiera que te disfraces de La Guerra de las Galaxias, que por cierto ya prepara nueva película. Hombre, ella de Princesa Leia puede quedar muy bien, pero cómo alguien quiera hacer el amor con Chewbacca, que Dios nos pille confesados.
  • Y como no, tiene que salir a pasear el deporte rey, el fútbol. No es el primero al que le pone hacer el amor con la camiseta de su equipo favorito. Esperemos que al menos se cumpla la máxima, y sude la camiseta.
  • También podemos meter en este listado a los que les gusta hacer el amor en la cocina con delantal puesto. Pero ojo con la vitrocerámica, hay que mirar que esté apagada. El que avisa no es traidor.

Como puedes comprobar, el mundo del fetichismo es muy amplio. Otro día hablaremos de los que les gusta hacer el amor mientras alguien les mira, en sitios públicos o dentro del coche. Por Dios con lo incómodo que es. ¿Verdad?