Tradiciones y rituales para la noche de Halloween

La fiesta de Halloween lo cierto es que en España lo que hace es dividir un poco a nuestra sociedad. Unos creen que es un invento de carácter comercial y otros se han adaptado, pues al final es una fiesta y mejor pasarlo bien.

Pienses lo que pienses, a veces, como nos dicen en palaciodeincienso.com, hasta los más reacios, cuando tienen niños o se ven abocados a ello, por fiestas como Halloween, pues recurren a objetos, rituales y demás.

Por eso queremos hablar un poco de este tema.

Conociendo más sobre las tradiciones de Halloween y demás antiguos rituales

El origen de la fiesta, que se hace a finales de octubre, con motivo de la celebración del final de la estación veraniega y el comienzo de la cosecha en Irlanda, el cual lo que hacía era coincidir con el otoño

Esta era una festividad de tipo pagano que se llamaba Samhain. En este festival se realizaban muchos rituales que se consideraban el origen de las tradiciones de Halloween tal y como se celebra actualmente.

Los disfraces son parte del ritual

Lo mismo que se hace ahora en bastantes países, lo que hacían los celtas era disfrazarse en la celebración. No era algo para asustar a las amistades.

Lo cierto es que era un asunto directamente relacionado con la superstición que estaba ligada a la celebración como tal.

En el Samhain, los que ocurría es que los muertos terminaban por volver al plano de los vivos por unas horas. Esta era una de las razones de los disfraces. Pensemos que existía la convicción firme de que si se optaba por usar máscaras y demás indumentaria, era posible confundirse o que se despistara a los espíritus que iban vagando por el mundo de los vivos.

Los nabos fueron el origen de las famosas calabazas

No hay que olvidar que una de las notas características que tiene Halloween son las calabazas talladas.

Pese a que actualmente son un elemento, por así decirlo decorativo, al principio eran bastante importantes, aunque se usaban nabos.

El motivo era que se querían espantar a los espíritus, se sustituyó el tubérculo por la calabaza por una necesidad.

La verdad es que en Irlanda tenían más tubérculos que calabazas.

Aunque ahora se talla una calabaza, se enciende una vela en el interior, algo que tiene gran significado, aunque realmente no lo sepa.

La prosperidad y la abundancia en las cosechas

No solo están los disfraces y las calabazas, merece la pena saber que en los rituales de iniciación se hacían algunas ceremonias. Los celtas lo que hacían era dar las gracias las cocsechas.

De igual forma lo que hacían también eran ritos para invocar la tan deseada prosperidad.

Actualmente se hacen bastantes rituales con los que se quiere llamar a la buena suerte y a la anteriormente mencionada prosperidad.

El ritual de los granos de arroz

La ceremonia tiene un sentido claro, pues lo que se quiere es devolver a nuestra tierra lo que da. En este sentido, lo que se debe colocar un recipiente, que suele ser de barro, así como siete granos de arroz. Se debe añadir un puñado de avena y algo de alfalfa.

En cuanto está todo, lo que ocurre es que se prende fuego, ahumándose cada habitación de la casa o del negocio, de tal forma que se invoque a la buena suerte.

Hablamos de que es un ritual para la prosperidad. De igual forma, para limpiar toda clase de negatividad.

En cuanto se consuma el fuego, se deben enterrar las cenizas en el jardín o en una maceta.

El laurel, en las puertas de entrada

Algo que no nos debe de sorprender demasiado es que el laurel como tal sea parte de un ritual que viene de mucho más atrás.

Desde las clásicas civilizaciones, siempre estuvo ligado a la buena suerte.  Siempre se ha pensado que era bueno para proteger el hogar y también los negocios.

Esto hace que el día de Halloween se deba tomar laurel en la naturaleza y no vale el laurel seco. En cuanto se recoge, se agradece a la tierra y se debe poner a la puerta de la entrada.

Las tradiciones que vemos en Halloween y también las ceremonias están bastante ligadas a la magia. La explicación es que en la época de los celtas, tanto en mundo de los vivos como el de los muertos quedaba ligado a la noche, que era una fina línea que debía desaparecer.

Se debía huir de ellos, pero además era buen momento para pedirles abundancia.

Deseamos que ahora sí, conozcáis más sobre esta celebración, que tanto éxito tiene ahora en España.

Articulos populares

Categorias

Siguenos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Tags